“Carta abierta” de la acusada por el golpe a la comisaría de San Justo: “Rezo por la policía baleada”

Zahira Bustamante aseguró que no tuvo nada que ver con el plan frustrado en el que fue baleada la sargento Rocío Villarreal. “Yo sólo actué por amor”, expresó.

Zahira Ludmila Bustamante, la mujer de 19 años que quedó detenida acusada de planear el golpe a la comisaría 1º de San Justo para liberar a su novio, Leandro Aranda, publicó un mensaje titulado “carta abierta” en el que se desligó del episodio.

“Quiero aclararle a la población que no soy jefa de banda alguna, que no planifiqué la fuga de mi marido, que no consigue (sic) ni armas ni uniformes”, escribió la mujer en una carta publicada en C5N.

“Mi única culpa fue haberme enamorado de Leandro que tenía miedo que lo mataran en un penal y por eso yo le prometí ‘quedáte tranqui, mi amor, que yo te voy a sacar'”, agregó.

Durante la investigación posterior al fallido golpe en el que fue baleada la sargento Rocío Villarreal, quien sigue internada en estado grave, la policía tuvo acceso a las conversaciones de WhatsApp de Bustamante en el que le promete a su pareja liberarlo.

“Quiero aclarar que no participé en la fuga y que me detuvieron a media cuadra de la comisaría engañada, diciendo que me habían autorizado a ver a mi marido; que también detienen a mi primo Bruno (Postigo Marullo), que me había acompañado y lo detienen arriba del auto Vento”, expresó la mujer.

El Vento al que alude es el auto que aparece en un video del episodio como apoyo a los delincuentes, motivo por el que identificaron al segundo detenido, Postigo Marullo, también de 19 años.

“Me la paso rezando para que Rocío la policía baleada (sic) vuelva a caminar ya que gracias a Dios está viva. Pido perdón a la sociedad, a mi familia y a mi hijo por lo sucedido, y le pido a Dios que me perdone porque yo sólo actué por amor”, aseguró Bustamante.

El lunes pasado a las 5 de la mañana, el grupo de delincuentes intentó liberar a Aranda, quien estaba detenido en la comisaría 1º de San Justo por el homicidio de un hombre en lo que se cree que fue una venganza narco.

Disfrazados con camperas y gorras negras con la palabra “policía”, los delincuentes intentaron fingir un traslado pero el plan se cayó a los pocos minutos y se produjo un tiroteo entre los oficiales y ellos en el que quedó gravemente herida Villarreal.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible
Haga clic en una pestaña para seleccionar el modo en que te gustaría dejar su comentario

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*