Europa busca regular de forma más estricta el contenido de Google y Facebook

El Reino Unido y la comisión parlamentaria de la Unión Europea buscan responsabilizar a las compañías tecnológicas por su contenido.

Europa, más estricta con el contenido de los gigantes tecnológicos.

Gigantes tecnológicos como Facebook y Google enfrentan una creciente presión en Europa luego de que diversos países propusieran reglas más estrictas para obligar a las compañías a bloquear material inapropiado, como propaganda terrorista y pornografía infantil.

Gran Bretaña propuso un órgano de control sin precedentes para las redes sociales que podría multar a directivos o incluso inhabilitar a compañías. Por su parte, una comisión parlamentaria de la Unión Europea aprobó una propuesta para darle a las compañías de Internet una hora de plazo para retirar todo su contenido relacionado con terrorismo o enfrentar multas que podrían alcanzar los miles de millones de dólares.

“Estamos obligando a estas compañías a limpiarse de una vez por todas”, dijo el secretario del Interior británico Sajid Javid, que trabajó en la propuesta de ese país.

Los detractores advirtieron que ambas medidas podrían obstaculizar las innovaciones y fortalecer el dominio de los gigantes tecnológicos debido a que las compañías de menor tamaño no tendrían los recursos para apegarse a los lineamientos. Eso, en cambio, podría convertir a Google y Facebook en los censores de Internet.

Las naciones europeas fueron las principales promotoras de un plan para que las grandes compañías se hagan responsables del material que se publica en sus plataformas. Pero la medida ganó fuerza después de las masacres del 15 de marzo en dos mezquitas de Nueva Zelanda, en las que murieron 50 personas y que fueron transmitidas en vivo durante 17 minutos. Facebook explicó que retiró 1,5 millones de videos del atentado durante las siguientes 24 horas.

Estados Unidos, en donde las acciones gubernamentales están limitadas por los derechos de la Primera Enmienda a las libertades de expresión y de prensa, por ahora se mantuvo al margen, aunque el martes una comisión de la cámara baja presionará a ejecutivos de Google y Facebook sobre si las compañías están haciendo suficiente para frenar la propagación de crímenes de odio y el nacionalismo blanco.

La semana pasada Australia convirtió en delito que las plataformas de redes sociales no retiren rápidamente “material violento aberrante”. La ofensa podría sancionarse hasta con tres años de prisión y una multa de 10,5 millones de dólares australianos (7,5 millones de dólares) o el 10% de los ingresos anuales de la plataforma, la cifra que resulte más elevada. La Comisaría de Privacidad de Nueva Zelanda quiere que su país tome las mismas medidas.

El plan británico requeriría que compañías de redes sociales como Facebook y Twitter protegieran de “contenido nocivo” a sus usuarios. La propuesta, que incluye la creación de un regulador independiente financiado por un impuesto a las compañías de Internet, estará sujeta a comentarios públicos por tres meses antes de que el gobierno publique un proyecto de ley.

“Nadie en el mundo hizo algo así antes, y es importante que lo hagamos bien”, dijo el secretario de Cultura, Jeremy Wright, en declaraciones a la BBC.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible
Haga clic en una pestaña para seleccionar el modo en que te gustaría dejar su comentario

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*